Desde la Perspectiva Humanista, la Vacunación es una Obligación Ética

Este artículo es parte de una serie llamada Fe en el Campo que explora las respuestas al Covid-19 – incluyendo esfuerzos de vacunación – en diferentes comunidades de fe. La serie presenta líderes de diversas razas y religiones en Estados Unidos que han compartido sus historias con IFYC a través de entrevistas personales. Además de iluminar las distintas experiencias de la pandemia a través de un lente religioso, estas entrevistas ofrecen consejos prácticos para llevar a cabo la promoción de la vacunación de manera atenta y culturalmente competente.  

La siguiente entrevista presenta a Anthony Cruz Pantojas, copresidente de la Alianza Humanista Latinx, afiliada de la Asociación Humanista Americana. La entrevista fue realizada por Shauna Morin para IFYC; ha sido editada y resumida por motivos de claridad. 

Interfaith Youth Core (IFYC): Es un placer estar con usted. Para comenzar, ¿puede compartir un poco sobre su rol con la Alianza Humanista Latinx y un poco de contexto de cómo se sitúa dentro de la Asociación Humanista Americana? 

Anthony Cruz Pantojas (ACP): La Alianza Humanista Latinx es una filial de la Asociación Humanista Americana. Somos una de las muchas filiales con lo que llamo “un oído en la tierra,” en términos de cómo el humanismo conversa con las diferentes interseccionalidades que componen nuestra identidad como seres humanos. Entonces, somos parte de la expresión latina/x de una postura de vida humanista.  

IFYC: Genial, gracias. Estoy segura que hay respuestas diversas a mi siguiente pregunta, pero ¿cómo ha vivido la pandemia la comunidad latina/x, y ha habido algunos desafíos o apoyos únicos que han estado presentes en los últimos 14 o 15 meses? 

ACP: Yo diría que, como lo resaltaste, de ninguna manera estoy hablando por toda la comunidad latina/x. Hablo desde mi experiencia personal, y particularmente dentro de mi círculo de influencia. Dicho esto, uno de los desafíos que he visto en la comunidad latina/x es cómo el Covid-19, esta pandemia global – y hago énfasis en global – ha resaltado muchas desigualdades y acciones sociales e históricas en contra de comunidades minoritarias, particularmente aquí en Norteamérica y más allá de sus fronteras. Si uno no tiene el poder, las conexiones, o el estado político o de ciudadanía que abre las puertas a muchos programas federales, nacionales, o locales… uno está básicamente en el margen. En la Alianza Humanista Latinx ha sido difícil. Como individuos estamos tratando de darle sentido a todo lo que está pasando, navegando los obstáculos y algunas de las barreras que permiten que algunas personas reciban la vacuna más rápidamente. Incluso dependiendo de dónde vive uno, a quién conoce, qué precondiciones tiene… todas estas casillas verdaderamente le dan acceso. 

IFYC: ¿Qué esfuerzos se están haciendo dentro de la comunidad humanista para abordar estos problemas que han salido a flote? ¿Puede dar algunos ejemplos? 

ACP: Recientemente, nosotros [la Alianza Humanista Latinx] estábamos promoviendo consejos y diferentes proyectos junto con la Asociación Humanista Americana, incluyendo pruebas y tratamiento de Covid-19 y pagos en efectivo para todos, independientemente de su estado migratorio. Nos interesaba trabajar con la ACLU y otros, para centrar la conversación de la esfera pública en la realidad de la inmigración; cómo la ley y diferentes políticas excluyen a las personas que no tienen las características correctas que les puedan dar acceso a las vacunas, o cualquier acceso a atención médica. Realmente estábamos promoviendo el acuerdo de que la vacuna del Covid-19 debería estar disponible para la mayor cantidad de personas, pero particularmente, ver a aquellos en la periferia que están fuera del centro de nuestras sociedades.  

El Centro de Educación de la Asociación Humanista Americana también hizo una serie de “Humanismo durante el Covid-19,” que incluyó sesiones sobre la conección con la comunidad humanista, asistencia mutua para ayudar con la pandemia (pre-vacuna), y cómo vivir una buena vida en una pandemia. Pienso que, aunque no tenemos un cuerpo centralizado, los humanistas por todo el país han promovido estos planes de querer proveer educación y habilidades continuas, pero como parte de su propia realidad vivida – hablando de si habían recibido la vacuna y ofreciendo una perspectiva más humana, en vez de solo mirar estadísticas. 

IFYC: Cuando habla de convocar expertos en salud para compartir información precisa con un enfoque humano, un enfoque relacional, ¿están buscando personas que vengan de las comunidades a las que ustedes van? 

ACP: Sí. Pienso que está resaltando algo relacionado a la Alianza Humanista Latinx, la cual está viendo esa dimensión humana… viendo particularmente la manera como el mensaje es trasmitido y ofrecido a la mayor cantidad de personas, usando individuos que ya tienen relaciones y rutas y compromisos con sus comunidades. Es muy bueno tener a los expertos, pero al mismo tiempo, ¿qué clase de relaciones emplean? Esta pandemia global, y los diferentes esfuerzos que hemos hecho, han resaltado, por lo menos para mí, que no es solo usted y su conocimiento. A veces las personas se olvidan de eso porque están hablando desde un punto de vista profesional. Puede que haya laa noción de que una persona tiene acceso [a una comunidad] porque es doctora o enfermera o consejera o parte del clero… pero es más complejo que eso.  

IFYC: Entonces, desde su perspectiva, ¿quiénes otorgan acceso a la comunidad latinx? 

ACP: Esa es una pregunta muy, muy difícil. Con toda honestidad, realmente no tengo una respuesta porque la comunidad latina/x es tan amplia en su diversidad que sería difícil decir, “esta es una persona que toca a los diferentes grupos.” Pero diría que por lo menos en mi experiencia hasta ahora, muchas organizaciones sin ánimo de lucro son catalizadores para proveer acceso a varios recursos médicos. Entonces creo que la respuesta es un colectivo de diferentes organizaciones. 

IFYC: Por otra parte, me pregunto sobre la influencia de los principios o doctrinas del humanismo. A medida que pensamos en dónde estamos con este último esfuerzo, preguntándonos si podemos vacunar a más personas para llegar a la inmunidad de rebaño, ¿hay dimensiones de la tradición humanista que puedan informar la manera en que las personas piensan en la vacunación? 

ACP: Para mí, una de las doctrinas es el deseo de alcanzar la liberación humana de la desigualdad social. Pienso que un pensador libre, agnóstico, humanista, hereje, o “llene el espacio en blanco,” buscaría la conexión de humano a humano, y … no pediría perdón por imponer una calidad de vida elevada. Es casi una obligación moral y ética, yo diría, que los pensadores libres, humanistas, herejes y demás [apoyen la vacunación]. No lo basamos en un entendimiento teísta, o una tradición particular que nos lo exige, pero es un peso sobre nuestros hombros. Como realmente somos impulsados por nuestros propios procesos de libre pensamiento, debería ser algo innato, y parte de nuestro desarrollo ético, ser agentes de reciprocidad, responsabilidad y accesibilidad [en lo que respecta a la vacuna]. 

IFYC: Una cosa que me causa curiosidad es, personalmente, dónde está viendo las mayores barreras a la vacunación en la comunidad latina/x, por el lado del acceso o por el lado de las dudas. Me interesa mucho qué conversaciones ha tenido o qué ha sentido en sus interacciones directas.  

ACP: Diría que la tendencia de las personas es, “pues, no hay suficientes datos, no hay suficiente evidencia.” Para ellos, no es lo mismo que decirles que deben tomar pastillas para la presión arterial, y como hay 3,000 opciones diferentes, tienen una elección. En ese caso, tendrían la habilidad de sentarse en sus computadoras y leer artículos o escuchar a diferentes comunidades médicas. Con el Covid-19, aprendemos mientras avanzamos, y es importante que como personas nos demos cuenta que eso está bien. Está bien que los profesionales médicos o el CDC puedan decir, “Sí, el mes pasado dijimos X y luego seis meses o un año después, nos dimos cuenta que no es X sino Y.” Y eso no significa que estén mintiendo; no significa que escondan información. 

IFYC: Entiendo que habla de la falta de confianza como una razón para tener dudas. ¿Qué pasos piensa que son valiosos para construir confianza dentro de su comunidad? 

ACP: Yo volvería al concepto de liberación colectiva. ¿Cómo vemos a nuestras sociedades? ¿Cómo tratamos a las personas en general, especialmente a quienes no son parte de la cultura dominante, las prácticas dominantes, la clase económica dominante? ¿Cómo estamos tratándolos nosotros, como nación? Y si no estamos haciendo lo mejor que podemos hacer, entonces ese es el primer paso que debemos tomar. Tenemos que empoderar a diferentes comunidades, levantando a las personas de esas comunidades. Vamos al YMCA, o aprovechamos centros espirituales o religiosos, u otros espacios, y decimos, “Estas son algunas de las cosas que queremos hacer. ¿cuál sería su aporte? ¿cuál sería su sabiduría?” 

Nosotros, como sociedad, estamos en modo de crisis en este momento. Como nación, hemos gastado miles de millones de dólares porque, en este momento, esto es un desafío de vida o muerte. Si tenemos el deseo de realmente proveer una calidad de vida elevada [para todos], deberíamos responder con esa misma urgencia, con ese mismo deseo. Eso significa aprovechar diferentes líderes, líderes comunitarios, figuras públicas… que puedan maximizar sus redes y conexiones para ojalá alcanzar a la mayor cantidad de personas. Y no necesariamente pedir que las personas vengan a nosotros, sino nosotros ir a las diferentes comunidades.  

IFYC: ¿Tiene algunos pensamientos finales que quiera compartir para alentar a la vacunación en las comunidades con las que trabaja? 

ACP: Pienso que al ser entrenado en el campo de la antropología, haber recibido una maestría en estudios teológicos, y tener raíces y estar inmerso en diferentes espacios humanistas, me ha dado la sensibilidad de entender que no todo es estar convencido, o comprobar o refutar principios, creencias, ideologías, o lo que sea. Pienso que [la clave del cambio está] en el poder de las relaciones, donde las personas pueden traer sus historias y narrativas, incluyendo las de sus ancestros, ancianos, y comunidades, y permitir que haya espacios para que ocurran procesos orgánicos.  
 

Para obtener más información sobre IFYC y la Fe en la Vacuna visite: https://ifyc.org/faith-and-public-health 

If you are looking for a way to become an interfaith leader, work for racial equity and build bridges, please check out our free curriculum "We Are Each Other's" and start your interfaith leadership today

more from IFYC

Thirty-two percent of vaccinated Americans reported in June that a faith-based approach made them more likely to get vaccinated, according to the survey conducted by the Public Religion Research Institute (PRRI) and Interfaith Youth Core (IFYC).   
As the Reverend Martin Luther King Jr. echoed Theodore Parker, ‘the arc of the moral universe is long, but it bends toward justice.’ Let’s bend it together.
In both my work as an interfaith leader and a dancer, rethinking is all about opening our minds, asking questions, and having conversations.
Some U.S. churches have been reckoning with this activity for years through ceremonies, apologies and archival investigations, while others are just getting started.
A global study of the communication patterns of 1.3 million workers during the global lockdown showed the average workday increased by 8.2% during the pandemic, and the average number of virtual meetings per person expanded by almost 13%.
Across Missouri, hundreds of pastors, priests and other church leaders are reaching out to urge vaccinations in a state under siege from the delta variant. Health experts say the spread is due largely to low vaccination rates — Missouri lags about 10 percentage points behind the national average for people who have initiated shots.
The solution, said Chris Palusky, president and CEO of Bethany Christian Services, is “the loving care of a family, not another orphanage.” He pointed to Scripture passages that say God sets the lonely in families and call on Christians to care for those who have been orphaned.
The following interview features Debra Fraser-Howze, founder and president of Choose Healthy Life, an initiative that fortifies community infrastructure to better address the pandemic in Black communities. The interview was conducted by Shauna Morin for IFYC; it has been edited and condensed for clarity.
The seven monks have been clearing brush from around the Tassajara Zen Mountain Center and running a sprinkler system dubbed “Dharma rain,” which helps keep a layer of moister around the buildings.
Over 800 Muslim Americans are expected to attend the family-focused event at the Green Meadows Petting Farm in Ijamsville, Maryland, making it one of the larger such gatherings around the country in the era of COVID-19.
Besides demanding equitable distribution of vaccines, the Interfaith Vigil for Global COVID-19 Vaccine Access called on the World Trade Organization to waive intellectual property rights for vaccine manufacturing in order to enable more countries to produce COVID-19 vaccines domestically.
Eid al-Adha, or the “Feast of Sacrifice,” is typically marked by communal prayers, large social gatherings, slaughtering of livestock and giving meat to the needy.
Our Lady of La Vang is said to have appeared in a remote rainforest in the late 1700s to a group of Catholics fleeing persecution in Vietnam.
This article is part of a series called Faith in the Field that explores responses to Covid-19—including vaccination efforts—within different faith communities. 
Yet the debate about the vaccine in Tennessee is not solely a debate about science. Rather, I believe the vaccine debate is also a referendum on our public capacity to embrace vulnerability.
The study found that while there are many promising signs that students perceive support for their RSSIs on campus, there is also considerable room for improving welcome, particularly for students whose RSSIs are a minority.
Coronavirus deaths among clergy are not just a Catholic problem, said Andrew Chesnut, chair of Catholic studies at Virginia Commonwealth University, with faith leaders across denominations having elevated exposure rates as “spiritual front-line workers” ministering to the sick and dying in hospitals and nursing homes.
Legislation legalizing human composting has encountered religious resistance from the Catholic Church.
From the 26th of November, 2020, a farmers protest has been in existence on the outskirts of Delhi, India’s capital city. For the past eight months, farmers in the tens of thousands, sometimes hundreds of thousands, have been fighting three laws that threaten the future of agriculture in the country.
Sivan and I feel that it is crucial to work for increased vaccination rates, particularly with more transmissible and potentially more deadly variants emerging across the country and throughout the world.
We made calls to friends, disseminated flyers, engaged in social media marketing, partnered with faith-based communities, and engaged the local health department to encourage members of our community to come to our upcoming clinic and get vaccinated.

The opinions contained in this piece are solely the author’s and do not necessarily reflect the views of Interfaith Youth Core. Interfaith America encourages a wide range of views and strives to maintain a respectful tone with a goal of greater understanding and cooperation between people of different faiths, worldviews, and traditions.